Nace en Bort les Orgues (Corrèze) FRANCIA Comienza su actividad artística asi

20 de diciembre de 2007

Gran Canaria










Mari Carmen Pascual

En la magíca técnica de la acuarela

http://youtu.be/6GvaPCrowKM
Publicado el 18/06/2013
GRUPO TUNERA: ACUARELISTAS DE GRAN CANARIA Somos un grupo de acuarelistas que salimos a pintar los jueves. El grupo se funda en el año 2000 en Las Palmas de Gran Canaria con el deseo de seguir perfeccionando la técnica de la acuarela. El objetivo básico es crear una obra de arte en un tiempo determinado cada uno con su propio estilo y también para continuar con la amistad que nos une. El amor a la Naturaleza nos lleva a realizar las pinturas al aire libre. El Grupo Tunera quiere presentar sus obras y trabajo en esta sala de exposición para mostrarse a los profesionales del medio, a otros artistas y al resto de las personas que, por un motivo u otro, pudiera interesarle.
http://youtu.be/6GvaPCrowKM

Por tanto, todo lo que se vierta desde ahora responderá a la inquietud que nos provoque la idea de que el artista, el acuarelista, debe estar comunicado con el espectador y con la totalidad del universo artístico. Antonio Soria: Maestro y quien promovió e impulsó la creación del Grupo Tunera

http://youtu.be/spsWqhPwr-o



 
 




 



(Un texto de Juan Rodríguez Doreste)

... Nada más fugaz que una melodía musical, nada más breve que la armónica plasticidad de una danza, nada más furtivo que el mágico celaje de un ocaso otoñal un criterio paralelo de "tempo" espiritual, salvada la distinta condición material de los medios expresivos, debe aplicarse a la acuarela, que es, en el vasto campo de la pintura, el arte de los matices impalpables, de las transparencias evanescentes, de los colores insinuados, de los reflejos que son apagado relumbre, de las figuras perfiladas fantasmalmente, de las nieblas difuminadoras, de los crepúsculos, de las lejanías, de todo ese sutil mundo cromático que se sostiene milagrosamente entre lo corpóreo y lo ensoñado. Arte difícil en que la pincelada es leve e irreversible, el empaste inmaterial, el toque breve y nervioso, en que el color juega tanto con su ligera pigmentación como con su aérea translucidez. Arte en el que fueron maestros unos iluminadores medievales que veían en la sutileza de la materia una muestra de su irrealidad, unos pintores ingleses que habitaban islas donde la atmósfera contaba más que la geología, unos artistas orientales, chinos y persas, que evocaban a través de siluetas, apenas manchadas, escenas de una gracia y de un ritmo lineal que constituyen verdadera delicia de la mirada.



Mari Carmen Pascual